martes, 7 de agosto de 2007

lucía el diecinueve

y tú seguías diciendo que me llamaba Lucía como la Maga pero después ya no te gustaba porque Lucía se llamaba también la viuda de Pinochet entonces detestabas ese nombre como para ponérselo a alguien que quisieras que quisieras y yo me reía de las cosas que eras capaz de decir cuando yo no podía hacer nada y tú querías verme contenta entonces dejaba de escucharte y yo estaba segura que de pensar cualquier cosa pensaba y se venía todo encima de nuevo todo y me comía las uñas debatiéndome entre estas reglas atroces porque el decidir decían decidir en unos años más en 3 en 7 el 19 arrinconada hasta que escuchaba un nuevo nombre y me volvías a bautizar

Stumble Upon Toolbar

1 comentario:

Coni Romero dijo...

uuuuuuuuuuuuuuuuuuh! josefin... siempre existe aunque sea una pequeña coincidencia... que tellibleeeeeeeeee... sufro de insomnio también... tú también?

pero fijate que produzco más insomne que media despierta-dormida en la mañana

besos